EDUCACIÓN EMOCIONAL


Las emociones nos permiten vivir: El miedo nos protege del peligro; la rabia nos hace enfrentar obstáculos; el asco que nos apartemos de elementos nocivos o peligrosos; el apego en los niños hace que se mantengan cerca de los padres evitando peligros…

Todo lo que nos produzca una emoción o sentimiento es una clave que nos está revelando la importancia que en algún sentido tiene ese hecho para nosotros; para nuestro bienestar.

Continuamente estamos recibiendo estímulos que nos producen tensión emocional, la cual puede adoptar la forma de irritabilidad, problemas de relación, ansiedad, estrés, depresión, desórdenes alimenticios, violencia, suicidios…

Las emociones pueden ser agradables o desagradables. Y las desagradables pueden provocar perturbaciones en los estados de ánimo lo suficientemente intensas, como para producir efectos perjudiciales en la salud y en el bienestar de la persona, así como en las relaciones con los demás.

En cuanto a la salud, los estados emocionales pueden alterar la respuesta inmunitaria del organismo, es decir, pueden afectar al desarrollo de muchas enfermedades (curación o empeoramiento).

Las emociones están presentes tanto en las personas como en los animales. Tienen una función adaptativa al ambiente y permiten reacciones automáticas con el fin de evitar los peligros, etc. Pero para el ser humano, que a diferencia de los animales tiene la capacidad de razonar, el dejarse llevar impulsivamente por las emociones puede ser muy perjudicial.

Por ello podemos aprender a regular nuestras emociones, con el fin de NO ser esclavos de las mismas, sino más bien para ser capaces de aprovecharnos de ellas y logar alcanzar nuestros objetivos y deseos, sin tensiones ni conflictos inútiles.
Gloria Martí

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Gloria. Es muy interesante lo que comentas sobre las emociones, sobre todo, la relación existente entre emoción-salud.Yo tengo un problema de psoriasis en las palmas de las manos que me impiden llevar una vida normal, y estoy convencida que tiene un alto factor emocional, pero no logro controlarlo. ¿Podrías recomendarme algún documento relacionado con esto? Saludos

Gloria Martí dijo...

Intenta concienciarte de tu problema. Cada vez que veas que te vas a poner nerviosa, que aumenta la ansiedad, el estrés, puedes intentar remediarlo con ejercicios adecuados de respiración y/o relajación. Al principio te costará y seguramente no obtendrás muchos resultados, pero si persistes y te entrenas adecuadamente (por lo menos 10-15 minutos diarios), llegarás, sin duda a regular tu estado emocional hasta el punto de que no sea necesario que te de un aviso a través de síntomas físicos... espero haberte ayudado, y perdona por el retraso. Un saludo. Gloria Martí.

Anónimo dijo...

Estimada Gloria te felicito por tu página. Me gustaría tener tu opinión acerca de las emociones displacenteras que se presentan ante la Desvinculación Laboral, especialmente cuando una persona es mayor, no puede jubilar y requiere herramientas para poder buscar una nueva fuente laboral en tiempos de crisis.
Cómo colaborar con la persona que se encuentra en este período crítico?
Cómo abordar la información que le proporcionan las emociones de miedo,rabia, ansiedad?
Desde ya te agradezco tu colaboración,

Mis saludos,

Marcela López
Orientadora en RRHH

Carlos G.P. dijo...

Cordiales saludos: Mi nombre es Carlos González. He sido profesor de matemáticas y física en la enseñanza secundaria durante 24 cursos. Finalmente, al verme limitado en mi deseo de practicar una enseñanza basada en los nuevos paradigmas, decidí dejar el camino de la enseñanza oficial e iniciar uno nuevo, alternativo al sistema imperante.
Durante años, he podido comprobar como mis alumnos adolescentes enterraban sus sueños hasta hacerlos invisibles. Su entorno les enseñaba que la “seguridad” era lo primero: estábamos creando víctimas. La rabia que sentía ante tal panorama la he trasmutado en creatividad, escribiendo un libro que narra cómo empoderar a los adolescentes:
“Un maestro decide crear un ambiente mágico en su clase para empoderar a sus alumnos. Les ayuda a descubrir los enormes potenciales que habitan en su interior. Les revela un mundo más allá de la mente programada y de las creencias. Para llevar a cabo su proyecto el profesor emplea curiosos trucos...
Los alumnos van resolviendo los enigmas, que el maestro propone de una forma singular. La clase es una creación de todos. El aprender se transforma en una aventura.
       Poco a poco, cada alumno se convierte en su propio maestro, en una fuente de conocimiento para él y sus compañeros. La vida se torna mágica: pueden vivirla desde su corazón, sin que las creencias les limiten “
Su título es: “Veintitrés maestros, de corazón – un salto cuántico en la enseñanza-“. En él se plantea un modelo educativo que se basa en descubrir la fuerza interior.
       Hoy puede ser ciencia ficción...tal vez una semilla, pero si la nutrimos puede generar una forma totalmente nueva de enseñar, en la que el ser humano deja de sentirse víctima, para sentirse el creador de su propia vida.
Creo que su sensibilidad va en la misma dirección que la mía. Por eso, me atrevo a enviale* mi libro en versión digital. He decidido regalarlo persona a persona o institución a institución. Necesita volar...hacia lugares en los que pueda ser bien acogido. Si lo lee le agradecería cualquier comentario. Todos los amantes de la lectura sabemos que bastan cinco minutos con un libro para saber si es de nuestro interés, sólo le pido ese tiempo. Siéntase libre de enviarlo a las personas o asociaciones a las que este libro pueda ayudar. Gracias por su presencia. Le deseo felices creaciones…
                                                                                                    Carlos González
P.D Mi blog es: www.ladanzadelavida12.blogspot.com
* El libro se puede descargar en mi blog
Puede ver mis vídeos:
“Educar más allá de las creencias: liberando al corazón” en la dirección siguiente: http://vimeo.com/9374224
“Educación y Nuevo Paradigma Científico” en la dirección: http://vimeo.com/10085584

Gloria Martí dijo...

Estimado Carlos, me parece muy interesante. Lo leeré y le comentaré algo. Gracias y un cordial saludo
Gloria M.